You are using an outdated browser. For a faster, safer browsing experience, upgrade for free today.

Croquetas de pato confitado

Croquetas de pato confitado

Ingredientes

1 l de leche entera

90 g de harina

45 g de mantequilla

45 g de aceite de oliva

1 cebolla

10 alitas confitadas: manchón de pato

1 pizca de nuez moscada

1 ó 2 huevos

Pan rallado

Aceite de oliva suave para la fritura

Sal y pimienta

 

Elaboración

Preparar la carne de pato:

Calentar el manchón de pato al horno o en el microondas para fundir la grasa. Secar con papel absorbente y quitarle la piel.

Desmigar el pato teniendo cuidado de quitar todos los huesos. Reservar.

Masa para las croquetas:

Pelar la cebolla y picarla lo más fino posible.

En una gran sartén, calentar el aceite de oliva junto con la mantequilla.

Cuando el aceite esté caliente y la mantequilla se haya derretido, añadir la cebolla y sofreír a fuego medio-bajo hasta que esté tierna y translúcida.

Mientras tanto, poner a calentar la leche en un cazo a fuego medio hasta que rompa a hervir. Este paso también se puede hacer en el microondas.

Espolvorear la harina sobre la cebolla, mezclar bien y dejar cocer un par de minutos.

Incorporar ⅓ de la leche caliente. Mezclar vigorosamente con unas varillas o cuchara de madera hasta obtener una crema lisa y sin grumos

Añadir la mitad de la leche restante y repetir la operación. Cocer a fuego medio hasta que tenga una consistencia espesa.

Terminar de incorporar la leche y dejar cocer hasta que la bechamel empiece a separarse de las paredes.

Sazonar con sal, pimienta blanca y nuez moscada al gusto.

Agregar el manchón de pato desmigado y dejar cocer un par de minutos más para mezclar sabores. Remover frecuentemente.

Transferir la bechamel a una bandeja y cubrir con film plástico en contacto con la bechamel para que la superficie no se reseque. Hacer unos agujeros en el plástico para que el calor no se condense.

Dejar enfriar y luego meter en la nevera hasta que la masa para las croquetas esté bien fría. Lo ideal es hacerlo de un día para otro.

Moldeado de las croquetas:

Cuando la bechamel haya reposado, moldear las croquetas dándole forma con las manos húmedas o engrasadas o ayudándose con un par de cucharas. Pasarlas por huevo y luego por pan rallado. Una sola capa de rebozado será suficiente, pero hay que verificar que quede uniforme y sin agujeros.

Fritura:

Calentar el aceite de oliva para la fritura en una sartén, en un cazo con fondo espeso o en la freidora a 170 ºC.  La cantidad de aceite debe ser suficiente para cubrir las croquetas.

Freír en el aceite caliente hasta que tengan un bonito color dorado.

Una vez fritas, escurrir y dejar reposar sobre papel absorbente para recoger el exceso de aceite.

Y ya está. Servir las croquetas de confit de pato aún calientes. ¡Buen provecho!

 

Texto y fotos de www.estoyhechouncocinillas.com

 

Comenta esta noticia

Nadie ha comentado esto aún. Sé el primero en hacerlo!!!

Productos relacionados con Croquetas de pato confitado
Otras noticias relacionadas: Croquetas de pato confitado

Canelones de carne y foie gras

Desde carne en tu casa os traemos una receta riquísima de canelones de carne y foie gras para sorprender a tu familia durante estos días de Fiestas Mayores.

Origen de la Hamburguesa

Todos hemos comido alguna vez una hamburguesa. Pero, ¿sabemos realmente dónde se encuentra su origen?

Promociones en carne

Reseñas

Ver más reseñas en Google My Business