Las claves para cocinar un chuletón perfecto en casa

¿A qué amante de la carne no le gusta disfrutar de una de las joyas de la carne roja, como es el chuletón? Y más si es de buey… La carne de estos animales contiene un nivel muy alto de proteínas y grasas que hacen que tenga un sabor intenso y una textura

 

Muchas veces se suele ir a restaurantes y asadores para disfrutar de esta pieza de carne pero, ¿sabes que también puedes cocinarla en casa y obtener los mismos resultados? A continuación vamos a darte las claves para conseguir el chuletón perfecto.

 

1. Una buena carne. Es lo más importante. Ya hemos comentado que la carne de buey sería la opción perfecta pero, podéis optar por una opción más económica como una pieza de ternera, que también es una gran elección.
 

 

2. El grosor de 5-6 cm. Un chuletón tiene que tener un grosor aceptable, para que al cocinarlo, nos resulte tostado por fuera y tierno/rosado en su interior.

 

3. Temperatura ambiente. La pieza de carne no debe venir directamente de la nevera. Sacadlo al menos 30 minutos antes, para que vaya cogiendo temperatura.

 

4. Nada de aceite. No necesitaremos aceite, utilizaremos un poco de grasa del chuletón para engrasar la plancha por la zona donde lo cocinaremos.

 


5. La plancha bien caliente. Necesitamos temperatura alta para cocinar en condiciones nuestra carne para conseguir que se tueste por fuera y quede tierno por dentro. Vuelta y vuelta y listo, con una vez por cada lado es suficiente.

 


6. La sal, al final. La echaremos en dos tiempos. Primero una vez demos la vuelta al chuletón, echaremos abundante sal gorda sobre la parte tostada. Repetimos el proceso por el otro lado tostado. 

 


7. El punto de la carne. A cada uno le gusta la carne de distinto modo, pero lo mejor será no pasarla demasiado. Siempre hay tiempo de volverla a pasar por la parrilla.

 

Por último, emplatamos y acompañamos el chuletón con lo que queramos, por ejemplo con una ensalada.

 

¡Ah, y no te olvides de un buen vino para acompañar  este gran producto! ¡Qué aproveche!

 

                                         

 

 

 
 

Diseño web profesional