al día con la carne

Últimas noticias sobre carne de cordero

suscríbete...

tal vez te interese...

Cómo cocinar el cordero para que te quede exquisito

La carne de cordero es una de las carnes más ricas y sabrosas que tenemos. Hoy en Carne en tu casa, te mostraremos cómo cocinarlo y con qué acompañarlo para que salga perfecto.

 

 

La carne de cordero, por si sola, tiene un sabor delicioso y por eso está buenísima simplemente cocinada a la plancha. Lechales, recentales y pascuales quedan riquísimos sin exigir demasiada elaboración y por ello, los adobos pueden ser ligeros. Sal, aceite y pimienta pueden ser el adobo perfecto para un filete de carrillón a la parrilla. También podemos añadir en la propia sartén aceite de ajo y guindilla. Un poco de ajo, tomillo y aceite de oliva son suficiente adobo para unos deliciosos collares de cordero doraditos en la sartén.

Si lo que buscas es combinar el sabor del cordero o simplemente potenciarlo, las opciones de adobo son infinitas. Una combinación de ajo, jengibre, soja y miel se presentan como el marinado perfecto para un exquisito churrasco. Puedes utilizar también zumo de naranja y de limón para macerar la carne o salsa de yogurt para aportar un contraste delicioso. 

 

 

Trucos para cocinar una deliciosa carne de cordero:

 

  • La sal, cuanto más tarde, mejor. Para cocinar la carne de cordero vuelta y vuelta, podemos añadir la sal directamente sobre la sartén o a la plancha. La carne cogerá tal sólo la cantidad de sal que necesite. También podemos añadirla al final, una vez ya cocinada, ya que la carne de cordero es muy sabrosa y con potenciar ligeramente el tono salino ya es suficiente para lograr un plato redondo.

 

  • Nuestra carne por norma general está mejor si la cocinamos muy hecha, con la salvedad de la pierna. Para cocinar pierna de cordero a la plancha es más apropiado conseguir que quede jugosa. Esto es debido a que tiene poca grasa infiltrada, como consecuencia, el cocinado “al punto” (jugoso por dentro) es ideal.

 

  • Cordero a la plancha vuelta y vuelta. Esta es una forma sencilla de cocinar y disfrutar la fabulosa carne de cordero, rápidamente y sin complicaciones. Para plancha o parrilla recomendamos las hamburguesas, las brochetas, los pinchos morunos, los collares o los filetes de carillón. Por supuesto, el filete de pierna de cordero, los medallones e incluso el tournedó resultan deliciosos marcados a la plancha.

 

  • Nuevos cortes de cordero que están deliciosos con un golpe de horno. La falda de la costilla de cordero, también llamada churrasco o los propios churrasquitos (trocitos adobados de carne con hueso procedentes de la punta de pecho del cordero) se prestan muy bien para ser cocinados al horno.

 

  • Nuestro cocinero nos aconseja hornear el churrasco durante 1 hora y 30 minutos al vapor y a una temperatura de 120º C. Aunque lo ideal para ello es un horno de vapor, también lograremos un buen resultado añadiendo un dedo de agua a la bandeja donde lo cocinemos.

 

  • El secreto de los churrasquitos de cordero. Este secreto a voces no es otro que queden crujientes y bien escurridos. Si los haces al horno, será suficiente con 20 minutos a 200ºC de temperatura, pero no olvides eliminar la grasa sobrantes antes de servir. Otra manera de prepararlos es en una sartén con poco aceite y a fuego muy vivo hasta que queden “churrascaditos”.

 

Y cuando lo tengas todo cocinado y preparado... ¡A comer!

 

 

Diseño web profesional